Tengo sobremordida: ¿qué problemas genera y cómo puedo corregirla?
Dentro de los problemas de maloclusión dental por los que cada día tratamos con ortodoncia en nuestra clínica dental, la sobremordida es uno de los más comunes.

Aunque depende de su grado, la sobremordida no es una de las maloclusiones en ortodoncia más visibles, ya que no tiene por qué percibirse al sonreír debido a que no siempre mostramos los dientes inferiores cuando lo hacemos.

Y es que se considera que una persona tiene sobremordida cuando sus dientes superiores están más adelantados que los inferiores e, incluso, llegan a cubrirlos -ya sea total o parcialmente-.

Por tanto, depende cómo afecte esta posición incorrecta al aspecto estético y funcional del paciente se debe determinar si la sobremordida se soluciona con un tratamiento de ortodoncia o con una combinación de ortodoncia y cirugía ortognática.

¿Qué es la sobremordida?

Como acabamos de avanzar, la sobremordida se caracteriza porque los dientes superiores llegan a cubrir verticalmente los dientes inferiores.

Ésta suele ser consecuencia de una maloclusión de clase II, en la que el maxilar se encuentra adelantado respecto a la mandíbula.

Dado que puede estar presente en diferentes grados, en algunas ocasiones la sobremordida es muy leve y apenas se aprecia. Sin embargo, hay casos de sobremordida profunda en los que, al morder, los dientes superiores tapan totalmente los inferiores.

De hecho, se considera sobremordida profunda cuando los incisivos superiores cubren un tercio de los inferiores.

¿Qué problemas genera?

Ya que existen diferentes grados de sobremordida, cuanto mayor sea éste más importantes serán los problemas que provoque o que lleve aparejados:

  • Apiñamiento en incisivos y/o caninos (colmillos) superiores
  • Mayor probabilidad de caries debido al apiñamiento, que dificulta la higiene bucodental
  • Mayor probabilidad de padecer una enfermedad periodontal debido a la dificultad para mantener la higiene

Tensión excesiva en la mandíbula, lo que se traduce en bruxismo y desgastes en los dientes

¿Cómo puedo evitar la sobremordida?

Antes de comenzar a detallar en qué consisten los tratamientos para solucionar la sobremordida, es importante destacar que, en muchas ocasiones, la sobremordida no se puede evitar.

Esto se debe a que en, en este caso, la herencia genética juega un papel fundamental. De hecho, la mayoría de personas con este tipo de maloclusión tienen antecedentes familiares de sobremordida.

Dicho esto, también es verdad que hay hábitos que tienen lugar en la infancia y que pueden contribuir a que los niños desarrollen sobremordida. Estos son la succión del dedo pulgar o el uso del chupete durante un tiempo prolongado.

Niño chupando dedo pulgar

 

Leave a comment